Spanish

Cómo funciona un intercambiador de calor

24 views
Esta animación muestra el principio de funcionamiento de un intercambiador de calor de placas con juntas de 1 paso para líquidos/líquidos, donde los fluidos corren contracorriente a través del intercambiador de calor. El líquido caliente (ilustrado en rojo) normalmente entra por una de las conexiones superiores y sale por la conexión inferior. El líquido frío (ilustrado en azul) entra por una de las conexiones inferiores y sale por la conexión de arriba.

A medida que los fluidos pasan a través del intercambiador de calor, el calor se transfiere de los medios calientes a los medios fríos. El flujo de contracorriente permite las máximas posibilidades de recuperación de calor y se puede lograr una aproximación muy cercana a la temperatura. La temperatura cruzada también es posible, lo que significa que la salida caliente puede alcanzar una temperatura más baja que la salida fría. Esto sólo puede lograrse de forma limitada con intercambiadores de calor tubulares que hacen que los intercambiadores de calor de placas y bastidores sean más eficientes térmicamente.

Los fluidos entran a través de las conexiones y portillas de las placas de transferencia de calor. Las juntas de estanqueidad especialmente diseñadas, situadas entre las placas, dirigen los fluidos de modo que los fluidos calientes y fríos pasan contracorriente en canales alternados. Cuando el fluido entra entre las placas, pasa sobre el área de distribución. Alfa Laval ofrece dos tipos de áreas de distribución: nuestra patentada CurveFlowTM y el patrón de chocolate. El área de distribución bien diseñada de Alfa Laval es una de las características más importantes de un intercambiador de calor de placas. Su principal propósito es asegurar un flujo uniforme de fluido sobre toda la placa, al tiempo que se maximiza la eficiencia de la transferencia de calor y se minimiza la mala distribución y el ensuciamiento. En la animación se puede ver que el área de distribución ayuda a los fluidos a llenar rápidamente toda la sección transversal de las placas.

Para medios muy sensibles al calor, el flujo de corriente se utiliza en intercambiadores de calor de placas y bastidores con juntas. La ventaja de este diseño es que el fluido más frío se encuentra con el más caliente al entrar en el intercambiador de calor, minimizando el riesgo de sobrecalentamiento o congelación de los medios sensibles. En la animación se puede imaginar que el fluido caliente está invertido, de modo que ambos fluidos entran por las conexiones inferiores.

La animación muestra el principio de funcionamiento de un intercambiador de calor de placas y bastidores con juntas convencionales, pero el mismo principio de funcionamiento es aplicable también a las gamas especializadas como nuestros intercambiadores de calor de placas semisoldadas y WideGap.

Más información: https://www.alfalaval.es/intercambiador-de-calor